La sequía de goles en la selección argentina

Argentina está plagada de nombres importantes y exitosos en la delantera, sin embargo, los goles escasean y no se vislumbra una solución para el partido de mañana con Venezuela.

Gonzalo Higuaín quedó ubicado en la quinta posición entre los goleadores de la temporada pasada en la Serie A, convirtiendo 24 goles, después de aterrizar en Juventus en una transferencia por 100 millones de euros.

En tanto, en la temporada 2015/16 llegó a convertir 36 goles en 35 partidos disputados, sumando así 60 goles en los dos últimos años.

Su desempeño en las Eliminatorias Sudamericanas no fue tan efectivo como en sus equipos: jugó 9 partidos y solo convirtió un gol. Esto no fue gratuito: se quedó afuera de la convocatoria de Jorge Sampaoli.

Por su parte, Sergio Agüero quedó como cuarto máximo goleador en la útlima Premier League, convirtiendo 20 goles. Ya con siete temporadas jugando en Manchester City, los 170 goles convertidos lo ayudaron a ubicarse como el segundo máximo goleador histórico del club inglés.

Pero no tuvo un rendimiento parecido con la camiseta de la selección argentina. Agüero estuvo presente en 8 partidos y no pudo convertir en ninguno.

Este bajo rendimiento hizo que no fuera convocado para los amistosos jugados en junio ni para estos dos encuentros por Eliminatorias.

Los rendimientos de Higuaín y Agüero son el fiel reflejo de la realidad de la selección: sequía de goles durante todos los partidos de las Eliminatorias.

Esto hace que aunque tenga nombres importantes que triunfan en las ligas más competitivas de Europa, a Argentina le cueste llegar al gol y ser, junto a Bolivia, uno de los equipos que menos goles convirtió en los 15 partidos disputados.

La cruel realidad indica que Argentina tiene la misma cantidad de goles que una selección que ya quedó fuera de Rusia 2018 cuatro fechas antes de la finalización de las Eliminatorias.

Delantera argentina

Y lo peor de todo es que una tercera parte de los 15 goles convertidos por la selección, fueron convertidos por jugadores que no son delanteros: uno de Funes Mori, Otamendi y Biglia, y dos tantos de Gabriel Mercado.

Comentarios

commentarios